Construcción de la Paz y Resolución de Conflictos

- Díalogo Democrático Nacional

- Adam Kahane

Promoción del Diálogo

Diálogo Democrático Nacional

Rumbo a un Diálogo Democrático Nacional

Un grupo plural de actores de la sociedad civil con el apoyo de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas en México convocamos a la construcción de un proceso de Diálogo Democrático Nacional, con carácter de urgente, cuyas bases empecemos a construir desde ahora y que reforcemos a partir del próximo 3 de julio.

México es un país que requiere de un diálogo incluyente y de la construcción de acuerdos, que reconozcan lo avanzado, pero que logren las transformaciones culturales, institucionales y estructurales que México requiere. Muchos mexicanos vemos con preocupación el creciente desencuentro entre diferentes actores políticos y la falta de respuestas adecuadas a lacerantes problemas, lo que podría llevarnos a mayores y más graves circunstancias si no dialogamos y alcanzamos acuerdos incluyentes.

Hace unos meses se emprendió una importante consulta a más de 150 mexicanas y mexicanos sobre sus percepciones referentes a  los obstáculos que tenemos en México para el desarrollo, la pobreza, el cumplimiento de los Objetivos del Milenio de la ONU y la viabilidad de un diálogo para promover estos objetivos. Esta consulta ha dado como resultado el documento “Consulta Nacional sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio”. En dicho documento, entrevistados de todos ámbitos de la vida nacional coinciden en que “la falta de acuerdos es el principal obstáculo para el desarrollo” del país.

Varios de los entrevistados en este ejercicio, incluyendo a integrantes de organizaciones de la sociedad civil, empresarios, movimientos sociales y otros sectores hemos recogido las preocupaciones comunes encontradas en la Consulta, y nos hemos planteado la importancia de un Diálogo Democrático Nacional que permita que todos los actores puedan participar en la construcción de  acuerdos, a partir de una agenda incluyente, para responder a las necesidades del país.

Todos hemos partido de un primer acuerdo fundamental. Esto es, que el momento que vive el país es de una gravedad tal que exige, como pocas veces lo hemos visto, la presencia activa y propositiva del conjunto de la sociedad civil organizada. Muchos son los factores que se entremezclan en una suerte de coincidencia perversa para nuestra incipiente democracia. Una polarización política y social creciente, que puede poner en crisis a la elección misma, y espectáculos mediáticos que contribuyen a la degradación de la vida pública, entre otros. A lo anterior se añaden fuerzas que desde los poderes fácticos como el del narcotráfico, se muestran capaces de socavar al mismo Estado.

Muchos elementos están dados para generar un clima de exacerbación de ánimos y muy pocos para pensar al país y su futuro, sobre todo porque las demandas más sentidas de la ciudadanía como son el combate a la  pobreza y la desigualdad, la falta de gobernabilidad democrática, la inseguridad, la impunidad, la falta de crecimiento económico, así como la falta de garantía y protección de los derechos humanos, no están siendo tomadas en cuenta hasta ahora con la seriedad que ameritan por los actores políticos. Las actuales condiciones no favorecen la creación de acuerdos en beneficio del país.

Con el fin de impulsar este proceso de Diálogo que seguramente fortalecerá a la sociedad en su conjunto, hemos empezado a reunirnos en un espacio neutral proporcionado por la Organización de las Naciones Unidas y conformado por actores que participamos en diversas plataformas orientadas a alcanzar Acuerdos Nacionales.

Definición de Diálogo Democrático Nacional

Buscamos el diálogo y las coincidencias a partir del reconocimiento de la diversidad, y no un debate donde la lógica sea ganar a toda costa. Explícitamente nos pronunciamos a favor de un diálogo democrático, que comprende un proceso incluyente, inter-institucional y multipartita, dirigido a problemas sociales complejos, que cimiente confianza y permita la construcción de consensos.

Características  del diálogo

Consideramos que se debe responder a necesidades urgentes en el país, entre las que destacan:

  • Espacio de diálogo imparcial e incluyente que trascienda agendas particulares.
  • Metas medibles y compromisos concretos.
  • Proceso manejable y operativo.
  • Construir consensos a partir de reglas básicas compartidas en lo general y que tengan como fundamento la dignidad humana.
  • Tratar temas prioritarios dentro de un marco que fortalezca principios básicos como la igualdad, la participación, la potenciación y la sostenibilidad, por ejemplo:
    • Pobreza y desigualdad.
    • Gobernabilidad democrática.
    • Estado de Derecho y seguridad.
    • Crecimiento económico sustentable con justicia y empleo.
    • Derechos humanos y no discriminación.

Objetivos del Diálogo

A) En términos generales coincidimos en la necesidad de promover un espacio y un proceso nacional de diálogo democrático en la diversidad y la pluralidad, que proponemos contemple los siguientes objetivos:

B) Fortalecer la Democracia, con la construcción de ciudadanía y la participación de la sociedad civil, y el Estado de Derecho con el impulso y garantía de los derechos humanos integrales (civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales).

C) Lograr un conjunto de acuerdos que contribuyan a definir la visión del país que se quiere en el largo plazo y que cambie las actuales circunstancias que vive México.

D) Construir una agenda mínima indispensable que incida en el corto, mediano y largo plazo.

Arriba